TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

Alergias e intolerancias alimentarias infantiles. ¿Cuál es la diferencia y las más comunes?

A los niños, desde pequeños, se les va introduciendo los alimentos poco a poco para comprobar que los toleran correctamente y no les provoca una reacción que puede desencadenar en alergia o intolerancia.

Y de esto precisamente vamos a tratar en el post de hoy. En Yammy somos conscientes de que cada vez hay más alergias e intolerancias, que empiezan en niños pequeños. El etiquetado de los alimentos es fundamental para conocer los ingredientes y comprobar si llevan algún componente alérgico o no.

En nuestro caso, ponemos especial cuidado en aquellos alimentos que pueden producir algún rechazo en el organismo del bebé, siempre resaltándolo en nuestras cremas o tarritos.


Diferencia entre alergia e intolerancia alimenticia

Para los padres es muy importante conocer la diferencia entre una alergia y una intolerancia alimentaria, sus síntomas y consecuencias.

Una alergia a un alimento determinado se caracteriza porque la reacción en el niño es prácticamente inmediata y se manifiesta de forma clara. Mientras que una intolerancia no se ve a simple vista, al ser un proceso de rechazo más lento.

 Alergias alimentarias. Síntomas 

La alergia es una respuesta inmune a algún componente de un alimento determinado.

Los síntomas son distintos en unos niños que en otros. A veces basta con un mero contacto para que se produzca una reacción.  Pero de forma general, los síntomas varían mucho. Desde picores en la mano y en la boca (enrojecimiento, urticaria, edema o incluso dermatitis atópica) que pueden desaparecer rápidamente, hasta sibilancias, hinchazón de algunas partes del cuerpo o mareos.

Pero se pueden presentar cuadros graves que requieren intervención médica inmediata, como la anafilaxia. Es el cuadro más peligroso porque puede afectar a varios órganos a la vez y acabar en un shock anafiláctico.

Alimentos que pueden producir alergias alimenticias en los niños


Lácteos

En el caso de la alergia a la leche se debe a alguna proteína, como la caseína, lactoalbúmina o la lactoglobulina.

Los síntomas más habituales son cutáneos, pero muchos niños presentan problemas digestivos como diarreas o vómitos. Es importante no confundir con la intolerancia a la lactosa, que es la incapacidad de ingerir este componente y cuyo cuadro más habitual son las diarreas.

Gluten

 El gluten es una proteína que se encuentra en algunas gramíneas y pueden desencadenar alergias en los niños, sobre todo en forma de asma o rinoconjuntivitis.

La alergia al trigo, no confundir con la celiaquía, provoca una reacción alérgica a las proteínas que tiene este cereal, como es gluten. Sus síntomas van desde, urticaria, congestión nasal, hinchazón o picor en la boca o garganta, dolor de cabeza, vómitos, diarrea o anafilaxia. 


Huevo

La reacción alérgica al huevo es provocada normalmente por las proteínas que están en la clara. Y si el niño no lo tolera, no puede comer ni huevo, ni derivados, como, por ejemplo, levadura, albúmina, coagulante, emulsificante, globulina conalbúmina, ovotransferrina, lisozima, ovomucina, ovovitelina, vitelina, luteína, lecitina (solo si es de soja), livetina,


Pescado 

Las proteínas del pescado pueden llegar a ser muy alérgicas. Se caracterizan por ser termoestables, es decir, que son resistentes al calor y, por tanto, no se modifican al ser cocinadas. Tampoco son destruidas por nuestras enzimas gástricas. Pueden provocar una reacción grave en los niños cuando empiezan a tomar pescado.


Frutos secos

Los cacahuetes y las almendras suelen ser los frutos secos que más problemas producen. Sus síntomas varías desde inflamación de lengua y labios, nauseas o dolor de cabeza. Pero pueden dar reacciones alérgicas muy peligrosas y acabar en shock anafiláctico.

Normalmente los niños que son alérgicos a los frutos secos suelen tener problemas también para tolerar algunas legumbres o cereales.


Las legumbres

Las lentejas, soja, el garbanzos o judías son otros de los alimentos muy alérgicos. Así que ¡mucho cuidado al introducir las primeras legumbres a vuestros peques!, muy poca cantidad y con mucha vigilancia para ver la reacción.


Marisco

Al igual que en el pescado, la proteína responsable de las reacciones alérgicas en moluscos y crustáceos son las proteínas termoestables. Y se pueden presentar las manifestaciones alérgicas tanto si se consumen crudos como cocidos.

 ¿Qué moluscos o crustáceos se incluyen? Mejillones, almejas, bígaros, berberechos, cangrejos, langosta, gambas, langostinos, cigalas, carabineros…


 Intolerancias alimentarias más habituales

Se considera intolerancia cuando un alimento, o uno de sus componentes, no es asimilado correctamente por el organismo.

Los síntomas más habituales son de tipo digestivo; como dolor abdominal, diarreas, náuseas y vómitos.

Las intolerancias más comunes son estas:

Celiaquía

Conocida también como enfermedad celíaca. Es la intolerancia al gluten, una proteína que está presente en varios cereales como el trigo, la cebada, el centeno, el kamut o la espelta. Lo que produce es una lesión en la mucosa intestinal que, si no se descubre pronto, puede desencadenar en otras enfermedades más graves.

Los síntomas, como en todas las intolerancias, aparecen mucho después de haber ingerido un alimento con gluten. Hay niños que son mas sensibles al gluten que otros. Hasta el momento, el tratamiento más eficaz contra la celiaquía es retirar el gluten de la dieta del niño de por vida.

Intolerancia a la lactosa

La lactosa es un tipo de azúcar que está en la leche y otros productos lácteos. Para digerir bien la lactosa, el cuerpo necesita una enzima que se llama lactasa. Si el intestino delgado no produce suficiente cantidad de esta enzima, entonces se produce una reacción en forma de gases, hinchazón abdominal o diarrea.

Deja un comentario