TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

Alimentación para bebes de 4 a 6 meses

Hoy ponemos sobre la mesa un tema sobre alimentación del bebé que provoca un debate entre los padres y los propios especialistas. ¿Qué alimentos puede tomar un bebé lactante desde los 4 a los 6 meses?

Aquí encontramos opiniones variadas y opuestas. Hay pediatras que opinan que hasta los seis meses no debe iniciarse la alimentación complementaria y otros que piensan que antes ya se puede introducir poco a poco algunos cereales y algunas frutas. Lo cierto es que entre los 4 y 6 meses la leche, ya sea materna o artificial, se considera el principal alimento del bebé. Desde UNICEF y la OMS recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida y no hay que ofrecerles otra cosa que la sustituya, ni siquiera agua, salvo que lo demande el propio bebé. Y hasta los 12 meses la leche seguirá siendo la comida principal en su dieta.

¿Está mi bebé de 4 meses preparado para otra alimentación?

Es una pregunta que muchos padres nos hacen llegar cuando su bebé ha cumplido sus primeros 4 meses. ¿Puede el bebé recibir otro alimento antes de los 6 meses? 

En Yammy llevamos años preparando la comida de los bebés hecha con productos naturales. Y os podemos decir que hay niños lactantes que están preparados para una alimentación complementaria antes que otros. Va a depender de su madurez digestiva. Y siempre siguiendo el consejo de vuestro pediatra.

¿Qué pistas nos ayudarán a saber si está preparado nuestro hijo? Podemos fijarnos en la actitud del bebé ante la comida, si muestra interés cuando ponemos la mesa y quiere coger la comida que hay, si se mantiene sentado y erguido, si comienza a hacer movimientos de masticación o a cerrar la boca si le ofrecemos una cuchara, incluso cuando esté vacía. Muchos niños muestran desde una edad muy temprana un especial interés por coger y probar la comida que toman sus padres y hermanos. Si es así, no les decepcionemos. ¿Por qué no ofrecerles algún alimento apropiado a su madurez digestiva, empezando, por ejemplo, por papillas y purés?

Alimentación complementaria de 4 a 6 meses

Si tu pediatra te da luz verde puedes comenzar con algún alimento complementario. Los más adecuados son los cereales y las frutas, pero no de cualquier tipo. Vamos a ver luego por qué.

Prueba con pequeñas cantidades y no insistas si el bebé muestra rechazo. Recuerda que la finalidad es que pruebe nuevas texturas y sabores. Y, sobre todo, que esté feliz ante esta nueva experiencia. 

Un consejo durante esta etapa. Cuando comiences a preparar sus primeras papillas, verás que el bebé va a tomar cantidades pequeñitas, incluso habrá días que tome tan solo un par de cucharadas. Así que es recomendable congelar en tarritos cada puré de verduras o compota de fruta, bien de un mismo ingrediente, o bien cuando empieces a hacer combinaciones distintas.

Fruta

Hay que empezar por la pera, manzana, plátano y según qué casos, también la naranja. Siempre comenzar introduciendo de uno en uno y con un intervalo de varios días entre fruta y fruta por las posibles alergias.

Los primeros cereales

A los 4 meses podemos incorporar en las papillas o biberones de nuestro bebé cereales sin gluten como el maíz o el arroz. Aquí sí existe unanimidad para afirmar que los cereales con gluten se pospongan a partir de los seis meses por las posibles reacciones alérgicas. A partir de los siete u ocho meses ya podremos incluir el trigo, la avena o el centeno, por ejemplo.

Los cereales aportan al bebé lactante minerales, proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y ácidos grasos, importantes para el crecimiento del pequeño.

Una vez que hayamos introducido poco a poco cada pieza de fruta y cada cereal sin gluten, podremos empezar a jugar con los sabores y texturas. Si necesitáis recetas originales de comida para bebé, nuestros tarritos ecológicos tienen unas combinaciones muy interesantes, como compota de pera, compota de manzana, manzana –pera-cereales, plátano-mango- cereal, pera-kiwi-aguacate, manzana-ciruela-avena, multifrutas con quinoa, etc.

No olvides que entre los 4 y 6 meses esta alimentación no sustituye nunca a la leche y que, si el bebé rechaza alguno de estos ingredientes en su dieta, no pasa nada. Se lo podremos ofrecer más adelante y con otro tipo de textura.




Deja un comentario