TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

¿Como enseñar a los niños a masticar o a comer sólidos?

La crianza de un hijo es una aventura constante, llena de etapas nuevas a las que nos enfrentamos papás, mamás y bebés. Una fundamental es la alimentación, que va variando según nuestro hijo va creciendo. Pero seguramente la fase que más tememos los padres es cuando llega el momento de comenzar a masticar.

No todos los niños se enfrentan a los alimentos sólidos de la misma manera y con la misma facilidad. ¿Es tu caso y te has dado cuenta de que no tienes paciencia? No te preocupes que todos los padres hemos pasado por esa complicada etapa.  Os proponemos unos trucos para conseguir que vuestro bebé comience a masticar trocitos de comida sin problema. Desde carne, hortalizas, cereales, legumbre o incluso sus primeras galletas.

La importancia de masticar los alimentos

Hasta ahora el bebé está acostumbrado a succionar o a tragar directamente sus purés o papillas. Pero lo que no sabe tu hijo es que los alimentos pueden tener trozos más sólidos y para comerlos hay que masticar. Esta función es primordial porque está en juego una buena digestión. Aquí la saliva es la que envuelve a los alimentos para facilitar la deglución y la digestión, y una buena masticación es fundamental en estos procesos.

Además, es bueno para los dientes y la boca del bebé. Al masticar se activan los músculos y los huesos para el correcto desarrollo de la mandíbula y la mordida

¿Cómo puedo enseñar al bebé a comer sólido?

Tranquilidad y paciencia son los dos principios básicos cuando te sientes con tu hijo a la mesa. Nunca hay que obligarles a comer. Las imposiciones y los cambios bruscos no son recomendables durante el momento de la comida del bebé. Invita al niño a que coja la comida él mismo y con sus manitas se la lleve a la boca.  

Enséñale a comer despacio y que no se trague la comida entera. Al principio, la escupirá o desperdiciará gran cantidad, pero no pasa nada, así es el entrenamiento al masticar, cuando llega la hora de la comida sólida para un bebé. 

¿Qué te parecen estas estrategias para estimular la masticación en tu bebé mientras come?

Masticar la comida por imitación

Es fundamental sentar al niño a la mesa junto al resto de la familia. Si nos ve a los adultos cómo nos metemos la comida en la boca y masticamos, el niño podrá practicar junto a nosotros e imitarnos.

Pasar del triturado al sólido

Hacia los 6 meses que ya ha empezado a comer hortalizas en forma de puré, puedes ir progresivamente triturando cada vez menos, e incluso, ofrecerle algunas cocidas y machacadas con el tenedor. Así podrá ir probando poco a poco las distintas texturas, ya sea la verdura, la fruta o incluso la carne picada en forma de filete ruso, por ejemplo.

Ofrécele frutas

Las frutas muy maduras o asadas son ideales como comida sólida para que el bebé se inicie en la masticación. Son fáciles de triturar en la boca.

El arroz y la pasta

Si cocemos bastante estos cereales quedarán muy blanditos y serán fácilmente masticados y digeridos por nuestro hijo, sin apenas esfuerzo. Macarrones, espaguetis cortados en trocitos, fideos, o arroz son ideales para que el bebé practique masticando.

¿Qué tal una galleta?

¡Les encantan! La textura, el sabor, el olor…todo. Sus primeras galletas blanditas a partir de los 6 meses pueden ser unas ecológicas sin azúcares añadidos, para el desayuno o merienda. Desde Yammy os proponemos nuestras cookies con formas divertidas en forma de letras. ¡Les encantará meterse una galleta en la boca!

Comida del bebé cada vez más sólida

Lo importante en el proceso de la masticación es que se inicie con comida fácil de triturar en su boca y tragar, como el pan de molde, la pasta, un quesito, tortilla, hamburguesa…y así id pasando de una textura a otra, cada vez más consistente y sólida. 

La masticación considerada como normal llegará en torno a los 18 meses-2 años, cuando el niño necesita romper con sus dientes el alimento como un filete de ternera o un trozo de barra de pan, y siempre bajo supervisión de los adultos.




Deja un comentario