TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

¿Cómo pasar de la leche materna a la dieta completa a mi bebé?

El periodo que pasa desde el destete de la leche materna a la dieta completa suele ser un tema que genera mucha preocupación, especialmente para las mamás primerizas. Para tranquilizarte y ayudarte a actuar de la manera correcta en este asunto, te mostramos algunas recomendaciones. Te explicamos cómo ha de ser la comida del bebé durante este proceso. 
  • ¿Cómo cambiar la alimentación del bebé?

  • Lo primero que hay que dejar claro es que el asesoramiento del pediatra es básico en este proceso. Él puede supervisar el desarrollo del niño e indicar qué momento es el más oportuno para dar el paso de quitar el pecho y cambiar por completo la alimentación del bebé.

    El paso de dejar el pecho y cambiar por completo la comida del bebé ha de ser progresivo. Para los bebés el amamantamiento no es solo una forma de comer. Los pequeños encuentran una muestra de afecto en este gesto. También es un calmante natural que les reduce notablemente la ansiedad y algunas molestias que pudiesen tener. 

    También hay que tener en cuenta que la madre refuerza constantemente el sistema inmunitario del bebé cada vez que amamanta. Gran parte de los anticuerpos de la madre pasan por este medio al cuerpo de su hijo, contribuyendo a que goce de una mejor salud.

    Por estos y otros motivos la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda la lactancia materna los seis primeros meses en exclusiva y hasta los 2 años junto con la alimentación complementaria. Pero incluso mantener la lactancia más allá de esos dos primeros años resulta beneficioso, de hecho, ya hay quien recomienda que se mantenga los primeros 1.000 días de vida.

  • Los pasos para cambiar la comida del bebé

  • Cambiar la comida del bebé bruscamente puede acarrear algunos problemas. Puede ser traumáticos para el bebé y para la madre. Ambos han creado un vínculo gracias al pecho. Además, en el caso de la mamá, puede ser doloroso físicamente. La acumulación de leche  puede acarrear una mastitis, una dolora infección que hay que tratar con antibióticos. 

    Lo habitual es que a partir del sexto mes de vida se vayan introduciendo nuevos alimentos en la dieta del bebé. Hasta el año se considera que esta alimentación es complementaria. Es decir, la leche sigue siendo el alimento principal del niño, pero hay que ir poco a poco ampliando su dieta.

    A la hora de introducir estos nuevos alimentos hay quien se decanta por el método tradicional. Esto quiere decir incorporar purés de verduras a la comida y de fruta a la merienda. También puede empezar a tomar papilla de cereales tanto en el desayuno como en la cena.

    Al principio, a la hora de la comida se apostará solo por las verduras y después se introducirá la carne, sobre todo pollo en un primer momento, y a partir de los 8 meses el pescado. El pediatra de tu hijo te dará una lista con los alimentos que debes ir incorporando a su dieta. Es importante que sigas sus consejos, ya que dentro de todos estos alimentos hay algunos que pueden dar gases a tu bebé y que debes evitarlos. Otros son los que con mayor frecuencia ocasionan alergias y hay que vigilar su incorporación.

    En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda apostar por el Baby-Led Weaning o alimentación complementaria a demanda. Consiste en introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé, para que pueda comerlos de forma autónoma. Hay que seguir una serie de normas y es importante que consultes con su pediatra esta opción.

    Ahora que ya sabes cómo pasar de la leche materna a la dieta completa a tu bebé, solo te queda ponerlo en práctica.


    Deja un comentario