TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

El pescado y los niños. ¿Cómo y cuándo hay que introducirlo?

Queremos compartir con vosotros como padres uno de los alimentos que suscita muchas dudas a la hora de introducirlo en el menú de nuestros hijos. Preguntas como, ¿a qué edad es mejor que empiecen a comer pescado, qué tipos son más apropiados, el blanco o el azul, o cuáles deberíamos posponer y por qué?

Lo que sí es cierto es que el pescado es un alimento muy nutritivo que conviene incluir en la dieta semanal del niño. Para ello os hemos preparado una guía sobre cómo introducir el pescado a los pequeños de la casa y una clasificación de los tipos que podemos encontrar en el mercado.

El pescado en los niños

Estamos ante un alimento estupendo para los niños. Les aporta nutrientes, fundamentales para su crecimiento y desarrollo cerebral. Estas son sus principales propiedades.


    • Grasa. Principalmente por los pescados azules, ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega 3, un aporte beneficioso para el desarrollo del sistema nervioso del niño, para prevenir enfermedades cardiovasculares y ayuda a aumentar las defensas del niño. Los pescados más grasos son la sardina, caballa, arenque, boquerón y el atún, con un 7% de grasa. Le siguen de cerca, el emperador, la palometa, el besugo, salmonete y trucha, entre un 2-7% de grasa.
    • Minerales. El pescado tiene gran cantidad de yodo, un mineral muy importante para el buen funcionamiento y desarrollo del cerebro del niño. Además, el pesado es rico en fósforo, calcio, magnesio, hierro y zinc
  • Proteínas. De igual valor que las que aporta la carne, pero en el caso del pescado son más fáciles de digerir.
    • Vitaminas. El pescado aporta vitaminas A, D y B12; en el caso del azul tiene mayor porcentaje de estas vitaminas.

    ¿Cuándo introducir el pescado a los bebés?


    Llegamos a un punto clave del debate sobre el pescado en los niños porque incluso entre los pediatras hay diferencias a la hora de recomendar la edad de introducirlo en la dieta. Lo ideal es hacerlo de forma gradual, de uno en uno, para detectar posibles alergias.

    Se recomienda a partir de los 8-9 meses, bien triturado en forma de puré, o si eres partidario del método Baby Led-Weaning, ofrecerle el pescado cocinado y a trocitos pequeños.

    La pregunta que nos hacemos ahora: ¿Pescado azul o pescado blanco?

    Ambos son buenos y debemos incorporarlos en la dieta del niño, pero con algunas consideraciones. 

    Es mejor comenzar por los pescados blancos, ya sean frescos o congelados y en cantidades muy pequeñas, al principio.

    Una buena opción, por el tema de las espinas, es empezar con tarritos para bebés. Así evitaremos el riesgo de que el niño se pueda atragantar. En Yammy no nos hemos olvidado del pescado y hemos preparado un tarrito a base de lubina (que es rica en Omega 3), con verduras y arroz integral, que puedes darle al bebé a partir de los 8 meses.


    Pescado blanco

    La Asociación Española de Pediatría recomienda su incorporación al menú del bebé a partir del noveno mes. El bacalao y la merluza, al ser los pescados que más alergias provocan, incorporarlos al final, incluso retrasarlo hasta los 3 años.


    Pescado azul

    Aquí hay que diferenciar entre dos grupos.

    • Aquellos que son ricos en grasas poliinsaturadas y que tienen muchas propiedades, como el salmón, la sardina, el boquerón, la trucha o mariscos como los calamares y las gambas. Estos pescados están recomendados a partir de los 18 meses e incluso más tarde, por su alto contenido en grasa. 
    • Los pescados azules grandes hay que tener cuidado por su alta concentración de mercurio, como el atún rojo, la caballa, lucio, el emperador, pez espada o tiburón. Este tipo de pescado hay que esperar, al menos, hasta los 3 años para incorporarlo en la dieta del niño. Así lo advierte la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. 

    Marisco

    Es uno de los alimentos más alérgicos, sobre todo los crustáceos. Por ello, podemos esperar tranquilamente hasta los 2-3 años para que lo prueben. Hay que introducirlo de uno en uno para comprobar que se tolera correctamente.

    Actualmente los médicos recomiendan el consumo de pescado blanco y azul, al menos dos veces por semana.


    Deja un comentario