TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

Errores que cometemos al hacer purés para bebés caseros

Es normal que cuando nuestros bebés inician una nueva etapa de crecimiento nos esmeremos por atender sus necesidades de la manera más completa, sobre todo cuando de la alimentación infantil en etapas iniciales se trata porque es su desarrollo físico y mental el que está en juego.

Por ello, con grandes expectativas y por supuesto con mucho cariño, solemos emprender la preparación de purés para bebés en casa, dándonos cuenta de que nos enfrentamos a dos grandes retos: el primero es elaborar recetas que cumplan los requisitos nutricionales especiales para bebés, y el segundo es satisfacer el exigente paladar de los más pequeños de la casa.

 

Sabemos que este escenario no es sencillo. Tan conveniente como frecuente es recurrir a la ayuda de un gran aliado: tarritos comerciales para bebés. ¿Por qué? Porque en el mercado hay una gran oferta de productos y de marcas que han desarrollado nutritivos y deliciosos alimentos infantiles para facilitar esta tarea. La evaluación tarritos comerciales vs. tarritos caseros favorece a los primeros por las ventajas que su uso otorga.

Errores comunes al preparar purés para bebés en casa

Como mencionamos previamente, alimentar a los bebés de la casa representa todo un reto. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo estás dispuesto a invertir en la elaboración de purés caseros? ¿Cuál es la calidad de los ingredientes con los que cuentas en tu cocina? ¿Cuánto sabes sobre los requerimientos nutricionales infantiles? ¿Conoces los alimentos que debes incluir en una dieta balanceada para bebés?

No te asustes, no tienes que responder a todas estas cuestiones. Las planteamos para que tengas una idea de todas las variables que pueden incidir al momento de cocinar purés en casa y de lo fácil que puede ser cometer errores.

A continuación te mencionamos algunos de los errores comunes al preparar purés caseros para bebés:

1.    Incluir más proteínas de las recomendadas

Los requerimientos de proteína de los bebés son menores que los de un adulto. Por lo tanto, las raciones que ellos necesitan pueden resultar pequeñas ante el ojo de mamá y papá, quienes terminan colocando una cantidad superior a la sugerida.

2.    Añadir sal

En la cocina esta costumbre es tan natural que parece necesaria, puesto que para los papás es fácil asumir que todas las recetas deben incluir sal. Pero en el caso de los purés para niños es totalmente innecesario, ya que en la dieta de nuestros peques la sal no es un requerimiento nutricional. Además, su paladar está en plena etapa de descubrimiento del sabor genuino de frutas, verduras y demás alimentos.

3.    Pocos lípidos

Como alimentación complementaria a la leche materna (rica en lípidos y grasas de calidad), lo ideal es que las papillas para bebés contengan aceite de oliva extravirgen por su alto contenido de grasas buenas. Este dato suele ser omitido muchas veces en casa.

4.    Añadir azúcar

Al incorporar azúcar a la papilla de frutas en vez de sumar terminamos restando. Lo ideal es utilizar o combinar frutas bien maduradas y naturalmente dulces. Te aseguramos que el estómago y el paladar de tu bebé lo agradecerán.

5.    Agregar espesantes

Lograr la textura y el espesor adecuado no es tarea fácil. Para conseguirlo son muchos quienes deciden agregar almidones que en realidad terminan contribuyendo a darle un aspecto gelatinoso poco agradable al puré, ocasionando estreñimiento en los pequeños y a servir como fuente innecesaria de azúcares.

 

Cómo escoger los mejores tarritos para bebés

Queda en evidencia que cuando nos decidimos a preparar en casa purés para niños podemos terminar restando en vez de sumando a la nutrición de nuestros hijos. Ahora bien, escoger los mejores tarritos para bebés también requiere atención y precaución. Aquí te dejamos algunos tips para que elijas apropiadamente:

❖   Tarritos para bebés 100% naturales/100% ecológicos

Mientras más orgánico y ecológico sea el origen de los ingredientes y su  procesamiento, más te aseguras de proporcionarle a tu bebé tarritos saludables y nutritivos hechos con amor, disminuyendo los riesgos de alergias que pueden derivar de trazos de pesticidas o químicos.

❖   Verifica que sean adecuados a la etapa de tu bebé

Antes de comprarlo o hacer tu pedido online, asegúrate de que sea el adecuado para la edad de tu bebé. Ellos están en pleno aprendizaje de masticar, tragar y salivar, por lo que las texturas deben ser las adecuadas.

❖   Etiqueta

No pases por alto la información de la etiqueta para saber qué contienen. Los tarritos de bebé libres de conservantes, aditivos, espesantes, azúcares o sales son los más recomendables y hay una gran variedad de ellos en el mercado.

❖   Ingredientes

Conoces a tu bebé mejor que nadie, así que para hacerle más placentero el acto de comer puedes fijarte en que los ingredientes del tarrito infantil  sean los que más le gusten. Esta observación también es útil para evitar desatar alergias o intolerancias.

Ventajas de los tarritos comerciales

Con base a la experiencia y estándares Yammy de elaboración de tarritos de meriendas y comidas para bebés, destacamos las siguientes ventajas de comer purés en tarritos:

❖   Valores nutricionales ideales

Tu preocupación solo será la de escoger los sabores preferidos de tu bebé. La composición y combinación alimenticia de los tarritos Yammy es estudiada por expertos nutricionistas en edades infantiles para que los más pequeños de la casa degusten preparados balanceados acordes a las exigencias de su edad.

A esto se le suma el uso de ingredientes como aguacate, guayaba rosa, mango, kiwi, brócoli, aceite de oliva extra virgen, zumos de frutas y mucho  más, cuyas combinaciones idóneas derivan en la formulación de superalimentos.

❖   Textura homogénea

El procesamiento de cada ingrediente es ejecutado por un chef con amplia experiencia, siguiendo recetas y protocolos de elaboración tal y como si estuviera cocinando en casa: con amor y sin prisas. Esto da como resultado mezclas agradables y homogéneas, sin uso de espesantes.

❖   Diversidad de sabores para meriendas y comidas

Sin colorantes, aditivos, azúcares o sales. De la manera más natural se logra obtener los mejores preparados en tarritos de frutas para las meriendas, purés de verduras para el almuerzo o tarritos de comidas para cualquier ocasión.

La variedad es amplia y las combinaciones inmejorables: Pera-kiwi-aguacate; batata-pollo de corral-arroz integral; manzana-remolacha-guayaba rosa; calabaza-brocoli-espinaca-quinoa y muchas más.

❖   Ahorras de tiempo

Ante la falta de tiempo los tarritos Yammy son una excelente opción. Con solo abrir y calentar, de ser necesario, tienes de forma inmediata un nutritivo plato para tu pequeño sin descuidar la calidad ni el sabor.

❖   Comodidad

Son prácticos y fáciles de llevar a cualquier lado. Sin mayores esfuerzos puedes introducirlos en el bolso y llevarlo sin mayores preocupaciones al parque, a una fiesta infantil o a la escuela infantil.

❖   Conservación prolongada

Contario a lo que sucede con los purés hechos en casa, los tarritos de puré de verduras o papilla de frutas puedes conservarlos por un período considerable de tiempo gracias a que son envasados al baño de maría.

Descubriendo el mundo

El acto de comer para nuestros peques es un acto de descubrimientos, y estamos seguros de que para mamá y papá también. Como padres entendemos todas las expectativas que envuelven el sencillo pero gran paso de ampliar el abanico de sabores naturales que han probado nuestros hijos y al mismo tiempo de proveerlos de los alimentos ideales para su desarrollo.

Querer preparar con nuestras propias manos la comida perfecta es de las más loables demostraciones de amor, pero como hemos visto, caer en errores es sumamente sencillo. En este sentido, los tarritos comerciales, siempre y cuando sean seleccionados concienzudamente, son una excelente alternativa cuando las responsabilidades laborales, la falta de tiempo o la inexperiencia no juegan a favor.


Deja un comentario