TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

Ideas para presentar los alimentos más atractivos para bebes y niños

¿Eres de los padres que la hora de la comida se convierte en un calvario porque tu hijo se niega a comer?, ¿no hay forma de que pruebe las hortalizas o las verduras?

Todos sabemos que la comida entra primero por los ojos. Por tanto, la presentación de un plato es clave para que los bebés y los niños acepten mejor los alimentos.

 El rechazo de la comida en un niño pequeño es algo que preocupa enormemente a los padres. Lo que se conoce como neofobia, el miedo a probar alimentos nuevos. Un fenómeno frecuente en la infancia, sobre todo alrededor de los 2-3 años y que puede provocar en el niño un trauma, sobre todo si se le obliga a comer. Por eso es fundamental no presionarle.

¿Qué podemos hacer los padres para presentar los alimentos de forma más atractiva?

Desde Yammy queremos ayudaros a que preparareis un plato lo más interesante posible para vuestros hijos.

Consejos para preparar platos más apetecibles para los niños

Echadle imaginación para que así vuestro hijo coma mejor. Convierte la mesa en una especie de exposición de dibujos y formas divertidas, con la carne, el pescado, la fruta y las verduras. Mezcla colores, ingredientes distintos, grandes y pequeños, decora su plato y no lo cubras todo con comida, deja espacios vacíos.

Estos son algunas recomendaciones para que los platos de comida sean más apetecibles que nunca.

No llenes el plato hasta el borde

Un buen sistema para que sea más atractivo un plato es servir poca comida. Si el plato rebosa comida, es probable que el niño lo rechace. Cuanto más espacio vacío mejor, es preferible que luego repita a que rechace el alimento desde el minuto uno. Un buen truco es servirle la comida en un plato de los grandes de “adulto”, así parecerá que tiene menos cantidad.

 

¡Viva el color!

Cuanto más color tengo un plato, más apetitoso resultará para el peque. Para ello además de introducir el alimento principal, puedes colocar otros ingredientes alrededor como tomates cherry que son pequeñitos, maíz, trocitos de lechuga o rodajitas de alguna otra verdura que harán de la comida una explosión de color.

Alimentos variados

La importancia de probar nuevos alimentos; sabores, texturas y olores nuevos que poco a poco hay que introducir en la dieta de los niños. La variedad es fundamental, por eso, puedes incorporar en el mismo plato verduras con pasta, legumbre con cereales, carne o pescado con otras hortalizas. Juega con el ingrediente principal y su guarnición y seguro que tu hijo comerá con más apetito. Combínalas de forma atractiva y deja que tu hijo las pruebe él solito.

Crea figuras con los alimentos

¡Llama su atención decorando de forma divertida su plato de comida! Si lo que menos le gusta es la verdura y la fruta, hazle dibujos, como una cara sonriente, simula animales o forma simpáticas que le atraigan. Puedes utilizar moldes de distintas formas y usar las típicas brochetas para presentar su comida de forma distinta y que no sea siempre en un plato. 

Trucos para convertir la comida de los niños más atractiva y divertida

Hay varias estrategias que os pueden ayudar y mucho a la hora de las comidas y cenas en casa. La imaginación, la creatividad y el juego serán tus mejores bazas para que tu hijo pruebe de todo.

    • Comer con los ojos vendados. Es un juego muy divertido y lleno de sorpresas. Se trata de vendar los ojos al niño e intentar que reconozca los alimentos a través de los sentidos. Primero con el olor, luego el tacto y cuando se lo meta a la boca, descubrirá la textura y el sabor.
  • Cocina con ellos. Meter a los pequeños en la cocina y hacerles partícipes de lo que después van a comer es una buena opción. Así ellos podrán presentar el plato a su gusto, con la forma que ellos quieran darle.
  • El entretenimiento a la mesa. Haz de la comida un momento mágico. Cuéntales un cuento entorno a los alimentos que hay en su plato. Deja que participen ellos también, aportando sus ideas, con personajes e historias que inventen.

    Deja un comentario