¿Cuáles son las primeras frutas que puede tomar un bebé?

¿Cuáles son las primeras frutas que puede tomar un bebé?

¡Cómo pasa el tiempo! Nuestro hijo crece por días y está a punto de cumplir los 6 meses. Durante todo este tiempo el bebé es considerado exclusivamente un lactante; no conoce otro alimento que no sea la leche, ya sea materna o artificial. Y durante el primer año de vida la leche seguirá siendo el principal y más importante componente de su dieta.

Pero hacia los seis meses llega el momento de introducir los primeros complementos alimentarios, como las frutas o las hortalizas. En Yammy sabemos lo importante que es la alimentación de vuestro bebé, por ello hemos preparado un artículo dedicado a las primeras frutas para bebes que puede empezar a comer los más pequeños y también según su edad. 

¿Queréis saber con qué frutas empezar, qué cantidad de fruta debe tomar un bebé y cuáles posponer? Pues tomad nota que empezamos…

 

Primeras frutas para bebés

Las frutas le van a aportar al niño vitaminas naturales, fibra y nutrientes, necesarios según va creciendo el bebé. Son alimentos indispensables para la salud, pero durante su primer año se deben considerar como un complemento alimentario a la leche, no como algo principal. 

No hay que alarmarse si al principio nuestro hijo muestra rechazo a las primeras frutas, es completamente normal, pensad que está acostumbrado al sabor de la leche, más dulzona que al ácido de algunas frutas. Hay que tener paciencia e ir dándole a probar una u otra. Los purés de frutas como lo s que tenemos en Yammy también son buenas opciones para dar las primeras frutas a los bebés. Nuestros potitos de frutas son a partir de los 4 meses.

 

Tipos de Frutas en la dieta de un bebé según su edad

Es importante tener en cuenta la edad del bebé para ir introduciendo las primeras frutas en su dieta diaria, pero siempre como alimentación complementaria a la leche.

Hacia los seis meses es cuando los bebés empiezan a consumir sus primeras frutas. Se aconseja la manzana, la pera o el plátano. Bien ofrecérselos triturados o muy maduros, pero de uno en uno y con varios días de diferencia, para poder detectar posibles alergias.

Si tolera bien estas primeras frutas, puedes continuar con otras como, cereza y ciruela (sin hueso).

 

Sobre los 9 meses. A partir de esta edad, puedes empezar a introducir las uvas (sin piel ni pepitas), sandía o melón. 

 

Hacia los 12 meses. La naranja y mandarina son dos cítricos que pueden dar alergia. Algunos pediatras recomiendan a los seis meses, junto con las primeras frutas para bebés y otros prefieren posponer estas frutas cuando cumple un año. A esta edad ya puedes probar con otras frutas estivales como el albaricoque, melocotón, nísperos o fresas

 

A partir de los 18 meses. kiwi, piña, fresas.  Los frutos del bosque como las moras, frambuesas o grosellas y las tropicales más dulzonas como el mango, la papaya o guayaba.

 

A partir de los 2 años. A esta edad el niño ya ha probado la mayoría de las frutas, las últimas en introducir serán las frutas rojas porque se consideran demasiado alérgicas. 

 

Los frutos secos son los más peligrosos por el riesgo de atragantamiento. Deberemos posponerlos lo máximo posible, sobre todo si son enteros y bajo supervisión médica. Algunos son muy alérgicos.

De todas formas, tened en cuenta que no hay una unanimidad en cuanto a la edad para empezar a  introducir las primeras frutas. Consulta siempre con tu pediatra antes.

 

¿Cómo preparar la primera fruta para bebés a partir de 4 meses?

Elige fruta fresca y un poco madura. Al principio quítale la piel, huesos y pepitas. Hay muchas formas distintas de ofrecer la primera fruta a los bebés: en zumos, papillas, purés de bebé, con cereales, con leche, en compota, sorbetes, batidos o al natural. Lo más habitual es empezar con la fruta triturada a partir de los 6 meses de edad. Esto no es una regla a seguir por todos igual. Puede haber niños que prefieran directamente probarla a trocitos muy pequeños o machacada con un tenedor, fácil de digerir. Déjales que la cojan con la mano y se la lleven ellos mismos a la boca. ¡Les encanta experimentar!

Otra de las opciones que muchos padres escogen son los tarritos de frutas bio, sin conservantes ni azúcares añadidos. Es una buena alternativa cuando no puedes preparar la fruta en casa. Podemos encontrarlos envasados, según la edad del niño y sus preferencias. En Yammy, preocupados por la alimentación 100X100 natural del bebé, hemos creado para tu bebé multitud de combinaciones a base de frutas o combinadas con cereales como la quinoa. ¿A qué suena original y rico a la vez? 

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.