TU CESTA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00€ Actualizar Carrito

Ir al siguiente paso para calcular los gastos de envío en tu pedido.


Para finalizar la compra, tienes que aceptar los términos y condiciones.

¿Qué hortalizas puede comer un bebé según su edad?

¿Cuánto tiempo tiene tu bebé? ¿Está a punto de cumplir los 6 meses? Pues ha llegado el momento de los cambios importantes en su dieta alimentaria. Hasta ahora la leche materna o la artificial era la base fundamental de su alimentación. Pero el bebé crece y alrededor de los 6 meses hay que comenzar a introducir otros alimentos.

En Yammy sabemos lo importante que es la comida sana y nutritiva para vuestro bebé, por eso, hoy queremos hablaros de las hortalizas como parte del menú en casa.  Porque seguro que alguna vez os habéis preguntado cuándo comenzar a tomarlas, qué clase de hortalizas pueden comer los bebés y, sobre todo, una pregunta que nos hacen llegar muchos padres, ¿influye la edad que tenga el bebé para tomar una clase de hortaliza u otra?

¡Mamás y papás del mundo, respirad tranquilos! porque os vamos a explicar qué tipos de hortalizas pueden comer vuestros bebés.

Las hortalizas en la alimentación de los bebés

¿Son las verduras y las hortalizas el mismo alimento? A veces confundimos estos términos y no son sinónimos. Veamos las diferencias.

Las hortalizas son aquellos alimentos que incluyen a las legumbres y a las verduras que son verdes y tiernas como la judía verde, guisante o habas.

La verdura es la parte verde comestible de la hortaliza, es decir, los tallos tiernos y hojas como la lechuga, coles, acelgas, rúculas, espinacas, etc. Por lo tanto, todas las verduras son hortalizas, pero no todas las hortalizas son verduras.

Como veis cuando hablamos de hortalizas en la alimentación de los bebés nos referimos a una gran multitud de alimentos vegetales que se cultivan en la huerta. Son tan ricas y variadas que se pueden comer todas las partes que la conforman; las raíces como la zanahoria, las hojas como las espinacas, el bulbo como la cebolla, el tallo como el puerro, los tubérculos como la patata, los frutos como el calabacín o las flores como en el caso de la coliflor.

Cómo introducir las hortalizas a los bebés según su edad


Si tu bebé ya ha cumplido 6 meses o está a punto de hacerlo, ha llegado el momento de la alimentación complementaria. Y es aquí cuando debemos elegir las hortalizas que vayamos introduciendo poco a poco en su menú diario. Es importante hacerlo de una en una, para comprobar que las tolera bien y no se produce ninguna reacción alérgica. Seguro que ya te has fijado en algún tarrito de hortalizas ecológicas envasadas, como las nuestras, con el fin de ayudar a los papás a introducir los vegetales poco a poco en la alimentación de nuestros hijos.

Pero ¿por dónde empezar?

Hortalizas a partir de los 6 meses

Lo primero que debemos tener en cuenta lo padres es que no existe una regla estricta para introducir cada hortaliza poco a poco. Valorad los gustos de vuestro bebé porque a lo mejor le gusta más una que otra; probad y luego vais introduciendo las demás. 

De forma general, hay unas verduras que son más adecuadas para empezar a introducir en la dieta de un bebé.

  • Sobre los 6 meses. Patata, batata o boniato, puerro, calabaza, calabacín, apio; legumbre de semillas verdes como la judía verde o guisantes.  Son hortalizas con pocas calorías y muy saludables.
  • La zanahoria, la cebolla, el tomate o la coliflor posponerla uno o dos meses más adelante e introducirla a partir de los 7-8 meses.

Hortalizas a partir de los 12 meses 

Hay hortalizas que se debemos aplazarlas hacia el año aproximadamente debido a sus propiedades. Así, por ejemplo, el nabo, la remolacha, lechuga, espinacas, acelgas, col o espárragos son hortalizas ricas en nitratos y se oxidan fácilmente a temperatura ambiente. Los nitratos hacen que los glóbulos rojos no transporten bien el oxígeno con el peligro de que le bebé no respire adecuadamente. 

Se recomienda ofrecer estas hortalizas en niños de 1 a 3 años, solo una ración al día y no diariamente, mejor alternar con otras verduras.

Existen mil y una mezcla de hortalizas distintas o mezcladas con cereales y legumbres. Una gran pista que nos ayuda a muchos a padres a saber mezclar sabores y texturas diferentes, para que nuestro bebé no se canse, son nuestros tarritos de hortalizas ecológicos en los que ofrecemos una gran variedad de purés con hortalizas menos habituales en la comida del bebé como es la remolacha, la batata, el brócoli o las espinacas.

¿Qué os parecen estas combinaciones tan originales y sanas?






Deja un comentario