Cólicos bebé ¿qué soluciones hay?

Los cólicos bebé son un problema relativamente habitual. Provocan dolores, que se traducen en un llanto desconsolado que puede preocupar a las madres y padres. En principio no hay que preocuparse, pero sí conviene conocer de qué se trata para descartar otras dolencias.

CÓLICOS BEBÉ

Para comenzar, ¿tienes claro qué son los cólicos? Se trata de una condición que causa dolor en el tracto gastrointestinal del bebé. Afortunadamente, rara vez dura más allá del tercer mes y, por lo general, alcanza un máximo a las cuatro o seis semanas de edad. Los síntomas incluyen dolor abdominal, gases, irritabilidad y episodios largos e inconsolables de llanto, por lo general a partir de la tarde.

La causa del cólico es desconocida. Los expertos lo atribuyen a una gran cantidad de cosas, como la inmadurez del sistema digestivo del bebé, alergias, estreñimiento o incluso el temperamento particular del bebé. Ten en cuenta que aunque sus primeras comidas sean en el vientre materno, cuando sale al exterior es cuando empieza el trabajo fuerte de su estómago, está todo por estrenar.

¿Cómo calmar los cólicos de tu bebé?

Estos trucos te pueden ayudar a prevenir futuros cólicos de tu bebé:

  • Mantén a tu bebé en posición vertical cuando le des el pecho o biberón, así evitarás que trague aire.
  • Cada vez que coma, asegúrate de que echa un aire para evitar futuros gases, hay que hacerlo igualmente con lactancia materna.
  • A las madres que dan el pecho, es mejor evitar la cafeína, pues podría afectar a su estado nervioso.

Pese a todo, es posible que una etapa de cólicos bebñe sea inevitable. En ese caso, toma nota de estos trucos para calmarle:

  • Coge al pequeño en tus brazos, y muévete con pequeñas vibraciones de tu cuerpo, para que sienta relajación.
  • Siéntate en una mecedora con el bebé en tus brazos.
  • Ponte con el bebé cerca de un sonido regular como el de la lavadora o un ventilador, pues también ese tipo de sonidos le relajan.

Potitos ecológicos para tu bebé

La alimentación saludable y variada es la mejor garantía para la salud y el bienestar de tu bebé, sobre todo cuando comience a probar los alimentos sólidos y antes de sus primeros dientes. En ese momento podrás reducir el riesgo de estreñimiento o gases si le das muchas frutas y verduras, ricas en fibra.

Los potitos ecológicos que tenemos en nuestra tienda te aportan una solución cómoda y de primera calidad. Si tu bebé toma la suficiente cantidad de vitaminas y fibra a diario, asegurarás una buena salud digestiva de tu pequeño. Además, es la mejor forma de asegurar su crecimiento y desarrollo.

¡Entra en nuestra tienda online de potitos 100% ecológicos!