Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

SUSCRÍBETE a tu pedido recurrente y AHORRA - ¡En tu casa en 24-48 hrs! Envío gratis a partir de 30€

Tarritos ecológicos para bebés

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
195 g

Purés y cremas para la alimentación de tu bebé


Como expertos en la alimentación dedesarrollado nuevas recetas para bebés que están cocinados de forma tradicional, en ollas como en casa, antes de ser envasados, que facilitan la labor de los padres cuando llega el momento de introducir un tipo de alimento nuevo tras la lactancia materna o la leche de fórmula.


Desde el nacimiento, los bebés y las mamás comparten un momento único y muy íntimo en cada toma de leche materna que se prolonga en el tiempo según cada caso concreto, lo que también ocurre con el uso de leche formulada especial para las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo del bebé.


Llegado el momento es crucial complementar la leche con otros nutrientes. Introducir alimentos adecuados para esta etapa puede suponer un reto para los padres, por eso hemos creado la línea de productos Yammy basados en nuestra experiencia como padres y en una profunda investigación.

.

Tarritos infantiles 100% ecológicos


El desarrollo de una alimentación infantil que conserve los nutrientes, vitaminas y minerales ha sido un reto que hemos superado con éxito movidos por un interés personal en el que entendíamos que la
utilización de ingredientes naturales y ecológicos debía ser una condición necesaria para alimentar a nuestras hijas.


Por eso los primeros alimentos del bebé que comercializamos están elaborados con productos ecológicos y naturales 100% que cuentan con la certificación correspondiente UE Ecocert y sin azúcares añadidos ni conservantes artificiales.


Complementar lactancia con alimentos sólidos.


Para incorporar complementos alimenticios a su alimentación debemos estar seguros de que el bebé puede incorporar alimentos sólidos a su dieta sin riesgo.


La evolución de la comida del bebé depende de cómo evolucione, por eso es recomendable que haya adquirido ciertas habilidades, siendo las principales:


1. Que el bebé sea capaz de mantenerse sentado más de unos segundos, ya que esto indica que su sistema digestivo ha alcanzado el desarrollo necesario para incorporar los potitos como comida
para los bebés.


2. Que deje de expulsar de la boca con la lengua lo que introducimos en ella, un sistema de protección natural que tiene como objetivo evitar que se atragante, lo que indica que ya está listo para comer alimentos para bebés y niños, según su edad y habilidades.


3. Que logre el nivel de coordinación que le permite llevar su mano a la boca, lo que requiere la intermediación de la vista, las manos y la boca, lo que se traduce en la capacidad para alimentarse, es una señal tan explicita como cuando empieza a caminar.


4. También podemos tener en cuenta otras habilidades o señales como el interés que muestre por los alimentos de los adultos, que hace el gesto de masticar cuando ve comida, etcétera.

¿Qué tipos de alimentos de bebé existen?


Tras una fase de alimentación del bebé con la lactancia materna como exclusiva fuente de los nutrientes que necesita, es hora de comenzar con una alimentación complementaria que favorezca su desarrollo
con la variedad de alimentos que incorporan nuestras cremas y purés para bebés.


Cuando es capaz de masticar y está acostumbrado a hacerlo antes de tragar la comida, es el momento idóneo para incorporar nuevos alimentos sólidos como son las galletas para bebés de Yammy, con una
opción sin gluten para atender a las alergias alimentarias que pueda presentar.


Beneficios de comprar los primeros alimentos del bebé en Yammy


Entre los muchos beneficios que aportan nuestros primeros alimentos para el bebé destacamos:


1. El uso de super alimentos que ayudarán a potenciar el desarrollo de tu bebé, utilizando ingredientes naturales, de temporada y ecológicos exclusivamente, sin almidones, sin PLV,
huevo, azúcares ni sal añadidos y sin gluten.


2. Su elaboración casera y de forma tradicional, antes de ser envasado, al contrario de los procesos industrializados de los potitos tradicionales.


3. La esterilización controlada para conservar los nutrientes, sabores y texturas de los ingredientes.


4. El triturado necesario para garantizar la seguridad del bebé y que le permita diferenciar las texturas y los sabores de los ingredientes.


5. La gran variedad de opciones disponibles en cuanto a sabores que van más allá de las frutas variadas.