Costra lactea en bebes, causas y tratamiento

Es normal que te preocupes por cualquier cambio que notes en tu bebé. La costra lactea es muy común, aquí te explicamos por qué ocurre y qué puedes hacer para tratarla.

¿Tienes un bebé pequeño con costras de color blanquecino o amarillo en la cabeza? Es posible que si eres padre o madre primeriza nunca lo hayas visto ¡pero es bastante habitual!

COSTRA LACTEA

También conocida como dermatitis seborreica del lactante, esta condición de la piel por lo general comienza en los primeros tres meses de vida del pequeño. Aparece generalmente en la zona del pelo, aunque se puede extender a otras zonas de la cabeza.

Los problemas de reflujo en bebes o los cólicos afectan a su bienestar e incluso a su salud, pero la costra lactea en principio es una condición normal, pasajera y sin riesgos. En todo caso, por razones estéticas o de prevención es posible que quieras tratarla y hacer un seguimiento de tu bebé.

¿Cómo tratar la costra lactea en bebes?

Lamentablemente, no hay forma de prevenirla, aunque hay medidas que puedes tomar para disminuir los síntomas. La afección suele empeorar cuando el cuero cabelludo suda.

Por tanto, mantén la cabeza de tu hijo lo más fresca posible. Intenta evitar los gorros, a no ser que esté expuesto al sol o que necesite abrigarse por bajas temperaturas.

Tratamiento de la costra lactea:

  • Realiza un masaje muy suave con aceite para bebés en el cuero cabelludo de tu hijo. A continuación, aplica un champú completo con agua para eliminar restos de la costra y el aceite.
  • Cepilla el cuero cabelludo del bebé: cepilla su cabeza con mucha suavidad varias veces al día. Asegúrate de limpiar bien el cepillo diariamente con agua y jabón para eliminar los restos de aceite y de piel.

También hay determinados champús y cremas que ayudan a reducir la costra lactea. Consulta con el pediatra y en la farmacia para hacerles frente.

Alimentación saludable en bebes

Si quieres que tu bebé crezca sano y fuerte, uno de los pilares de su salud y bienestar es la alimentación. En cuanto tu hijo comience a probar alimentos sólidos, empezando por las papillas, necesitarás soluciones prácticas y nutritivas.

Los potitos ecológicos son una forma cómoda de alimentar a tu hijo con todas las vitaminas, proteínas y demás nutrientes que necesita.

¡Descubre los potitos ecológicos de nuestra tienda online! Contamos con una gran variedad de sabores 100% artesanalaes, naturales, sin gluten y sin azúcares añadidos.