fbpx
Guía rápida para empezar con los sólidos
  • Siempre que puedas elige cereales integrales. Evita los que tienen arroz blanco, al fin y al cabo son harinas refinadas sin ningún nutriente.
  • Alimenta a tu bebé con una amplia variedad de frutas, verduras y hierbas y además combinarlas desarrollará su paladar.
  • Mezclar sus primeros sólidos con leche materna puede ayudar mucho a la transición.
  • Haz de sus primeras comidas algo que ellos puedan oler, tocar y probar. Evita la miel y los lácteos durante el primer año para evitar las esporas botulínicas. El pescado crudo o poco cocido y los huevos crudos también deben evitarse.
  • También evita aquellos alimentos pegajosos, que puedan tener pepitas o trozos sólidos grandes o con los que se puedan atragantar.
  • No obstante, quien marca estas pautas exactamente es tu pediatra, de quien debes seguir sus recomendaciones ya que éste lleva personalmente el seguimiento de tu bebé.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *