fbpx
La importancia de los cereales integrales en los bebés

Dudas frecuentes sobre la importancia de los cereales integrales

¿Por qué el arroz blanco para bebés es desaconsejable?

La harina de arroz blanco para cereales no sólo ha sido el primer alimento para muchos bebés, sino también la mayor fuente de calorías de alimentos sólidos en su primer año. Las preferencias alimentarias a largo plazo de los bebés y de su metabolismo se ven influidas por las exposiciones alimentarias tempranas. En este momento crítico del desarrollo, lleno de oportunidades, estamos dando a los bebés grandes cantidades de hidratos de carbono simples, lo que metabólicamente no es tan diferente de dar a los bebés azúcar. Están altamente procesadas y al haber eliminado la fibra puede causar picos de insulina que pueden contribuir a la insensibilidad a la insulina (o resistencia), lo que podría estar asociado con la obesidad y/o diabetes.

¿Qué ocurre cuando damos biberón con harinas de arroz blanco?

Poner cereal de arroz en un biberón ha sido recomendado durante mucho tiempo para ayudar a poner a dormir al bebé. El cereal refinado en realidad no ayuda con esto, pero ayuda a regular un horario de comidas. A menudo, la alimentación con biberón con granos de cereales, simplemente introduce calorías adicionales vacías y le enseña a tu bebé a comer cuando realmente no tiene hambre.

Los granos enteros no se refinan para que así mantengan sus macro y micronutrientes, lo que les hace más completos que el arroz blanco refinado o la harina blanca. Los granos enteros como el arroz integral la quinoa, la espelta, amaranto, cebada y mijo son súper nutritivos para la dieta del bebé, ya que son ricos en fibra y proteínas, así como en una gran variedad de minerales y vitamina B.

Al ser de absorción lenta, compensan el índice glucémico durante todo el día, y no se acumulan en forma de grasas. Además son ricos en fibras que ayudan al tránsito intestinal de nuestro bebé y evitan posibles estreñimientos.

Si comienzo con cereal de grano entero, ¿hay algo más que pueda incluir?

Si comienzas con un cereal de grano entero, puedes añadir leche materna o fórmula para jugar con la textura. A medida que tu bebé crece, o incluso desde el principio, los puedes intentar añadir en los purés de frutas y verduras, o incluso en el yogur.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *