Todos sabemos que una dieta equilibrada durante el embarazo ayudará a tu bebé a crecer sanamente en el útero. Del mismo modo puede afectar las preferencias del gusto del bebé antes de la lactancia! De hecho, las primeras sensaciones de tu bebé en el desarrollo del gusto comienzan en el útero con todo lo que tu comes.

A las ocho semanas de la concepción, tu bebé está comenzando a desarrollar las papilas gustativas y para el tercer trimestre, tu bebé tendrá el sentido del gusto completamente desarrollado.

El cultivo de la “inteligencia nutricional” se trata de desarrollar el paladar del bebé desde muy pronto, ayudándoles a “reconocer y preferir alimentos saludables.”

Tu bebé va a mostrar una preferencia por los sabores dulces por el sabor de la leche materna. De hecho se recomienda que comas frutos secos, huevos cocidos y otros alérgenos potenciales durante el embarazo y la lactancia, ya que las leche materna ayuda a prevenir posibles alergias futuras.

Recuerda que no tienes que comer por dos, lo recomendable es aumentar únicamente 300 calorías a tu dieta diaria. Los siguientes nutrientes son importantes para el embarazo:

  • Ácido fólico es una vitamina B, todas la mujeres embarazadas deben tomarlo a diario para reducir el riesgo de defectos en el conducto neural. Las espinacas, brócoli y vegetales verdes son altas en contenido de ácido fólico.
  • Hierro ayuda a producir la sangre necesaria para ti y tu bebé, los encuentras por ejemplo en: carnes rojas, lentejas, huevos.
  • Vitamina C ayuda a tu cuerpo a absorber el hierro. La encuentras en: guayaba rosa, arándanos y verduras de hojas verdes.
  • Calcio ayuda a fortalecer los huesos y dientes. Lo encuentras en: kale, verduras de hojas verdes.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *